8/23/10

Recomendados del 2010


Como ocasión especial, reabrimos el ya clásico blog (?), para comentar y compartir algunos de los mejores trabajos que han salido este año. La idea? poder ampliar un poco el espectro musical actual y quién sabe, descubrir la nueva banda favorita. Para que se hagan una idea, en el reproductor de la derecha dejare los singles de cada banda. Acá voy con algunos recomendados, pero los comentarios quedan abiertos para sus aportes.

Anathema - We are here because we are here
Costo en salir pero la espera fue recompensada. Después de A Natural Disaster (uno de los mejores de la década), ocho años parece demasiado, suficiente como para lograr un giro en estilo o integrantes. Sin embargo el giro de los ingleses fue más en mentalidad y ánimo para componer. Tras lo denso y melancólico de A fine day to exit y lo oscuro del mencionado AND, en We are here parecen una banda renovada, simplemente luminoso, lindo; un disco inusualmente positivo que resalta dentro la discografía de la banda.

Lo luminoso del disco, musicalmente los enlaza con varios aspectos pop; aparecen armonías por sobre riffs clásicos de la banda, mayor importancia de Lee Douglas (voz femenina) y para rematar, producen el disco junto al iluminado del rock armónico, Steven Wilson de Porcupine tree (fanático de Abba por cierto, mucha alegría?).Tan trágico el cambio no es para los metaleros. Instrumentalmente el disco es impecable, con composiciones que pese a los rasgos pop, sigue siendo un ejemplo privilegiado del rock progresivo. La madurez alcanzada por los ingleses en esta entrega es admirable y por sobretodo, el camino por el que llevan ese crecimiento es el que hace olvidar la espera infinita y centrarse solo en disfrutar el nuevo álbum.


Arcade Fire - The Suburbs
Los canadienses están en un sitial complicado. Posiblemente sean los únicos en la última década que con apoyo de público y crítica, podrían llegar a lucir como Radiohead en la era del Ok computer. Butler y Cia responden a esto de una manera no tan distinta a lo que han hecho hasta ahora, apuntando a lo épico. The Suburbs fue creado para ser el álbum más importante de esta generación, e independiente de si ese propósito es logrado, el peso de la obra se nota.


Estructuralmente, el disco es quizás el primero que esta creado como un Álbum completo (no como un conjunto de canciones). Algo común de ver en el tercer disco de un grupo, sin embargo contrasta con los himnos de sus 2 primeros discos. The Suburbs no posee canciones memorables pero su flujo hace que sea una obra completa, mas solida y a fin de cuentas, un mejor disco. El sonido no es simple en todo caso; el Arcade fire “característico” trata de buscar espacios entre la mezcla de influencias que definen este nuevo álbum (Depeche mode resalta por varios momentos)


Conceptualmente es algo más que hablar de los suburbios, o la dificultad de vivir en Maipú o San Bdo. como se ha mencionado. Para mi es la consecuencia etarea lógica después de la inocencia infantil de Funeral o la furia anti sistémica adolescente en Neon Bible. The Suburbs, desde una visión más adulta trata más sobre envejecer o perder contacto con vivencias históricas, y no sobre lo terrible que es vivir en Houston, la ciudad sin niños y con malls que aparecen como montañas. Puede ser personal la interpretación, pero la idea me parece bien lograda y que realza el flujo emocional que logra el álbum, sobre todo en momentos puntuales (Deep Blue, Sprawl, Empty room). Sin embargo, pese a lo notable del disco, creo que el balance no es perfecto para AF. Será necesario esperar el siguiente álbum para ver si merecen ser los sucesores de Radiohead porque The suburbs, por más destacado que sea entre la música actual, no alcanza el carácter histórico de Ok Computer.

Joanna Newsom - Have One on me 
Afírmese. El siguiente recomendado es un disco triple (!!) de una Californiana arpista (!!!!). Que hace en este blog entonces? La verdad es que es un discazo, difícilmente masivo, como un tesoro de esos que uno pilla muy de vez en cuando. Es del tipo de discos "lindos", mas nocturno donde uno cambia algo la sensibilidad y permite que la tranquilidad de un momento llegue a ser lo trascendente. Comparaciones? no muchas en verdad; por ratos recuerda a una versión mas orgánica de Bjork, con una mayor sonoridad vocal de Gibbons (Portishead). Sin embargo el álbum es mucho más tranquilo, acústico y en varios pasajes, sobrecogedor.

Jonsi - Go
Nunca he sido muy favorable a los proyectos solistas de bandas que sigo. Siento que ideas que pueden ser fortalecidas en la banda madre (hem), no alcanzan toda la fuerza en entregas solistas. Sin embargo en varios casos, estos discos entregan una vertiente nueva, que difícilmente se verían en el grupo original. Go es un ejemplo de lo último, donde el vocalista de Sigur Ros se la juega buscando nuevos caminos al sonido de los islandeses (que ya es bastante único). Mayor apuesta por lo electrónico, mayormente lúdico (recordando en partes Animal collective), pero sin perder el eje de lo mejor de sigur ros: los momentos épicos y emocionales. Complemento ideal a las ultimas obras de los islandeses, Go pretende abarcar a un público algo mas masivo, con composiciones más digeribles y un fomento del idioma ingles sobre el Hopelandic. De lo mejor del año.

Titus Andronicus - The Monitor
Ok, no todo ha sido tan pop este año. The Monitor es en su base un disco totalmente Punk, en espíritu y ejecución. Por lo mismo es fácilmente agarrable (...) y tiene un efecto "Massu" importante. Pero lo de la ejecución punketa no se queda en lo simplista de 2 acordes; la complejidad de ciertos temas llegan a niveles hasta progresivos, como el épico cierre The Battle of Hampton, donde en 16 minutos, la banda hace todos los cambios posibles como si fueran en una carrera o una guerra. Por cierto este espíritu bélico además conceptualiza el disco, donde tanto la lirica como diversos discursos ponen el escenario en la Guerra Civil gringa. Pese al estilo, la composición es impecable, los temas son ejecutados como si hubiese el tremendo carrete en el escenario y el flujo del disco es perfecto (a la Around the fur), con lo que las ganas de escuchar el disco aumentan tras varios repasos.

The Dead Weather - Sea of Cowards
La nueva banda de Jack White fue junto a TCV, lo mejor aparecido el año pasado. Por ello sorprendió que rápidamente sacaran un segundo disco, que en gran parte mantiene la idea de Horebound. Se nota eso sí, una consolidación como banda, que hacen que el disco fluya tan bien que parece a momentos la grabación de un show. Esa consolidación de todas formas quita algo de la positiva sorpresa que fue el debut, dejando ver en algunas partes del nuevo disco momentos que suenan repetitivos o simplemente, menos refrescantes que el año pasado. 

Pese a ello, queda la idea de una banda solida haciendo rock puro en su mejor momento. Al menos a mí, me parece que White se encuentra en la banda que siempre quiso armar, con un sonido más completo que los Stripes, y más directo que Racounteurs. El futuro de la banda en todo caso puede ser medio oscuro; todo un clásico con los proyectos paralelos.

Divididos – Amapola del 66
Creo que este comentario será un poco más personal y menos objetivo que los otros. Los argentinos llevan años armando este disco, incluyendo descansos, baterista nuevo, lesiones y otras hierbas. Pero tras la escalada artística que vimos en Narigon del siglo y la notable búsqueda en Vengo del placard, este nuevo disco aparece 8 años después  como un “retroceso” al sonido más básico y original de la banda. Esto por ningún momento llega a ser un mal disco; el sonido que impregnan sigue siendo (a titulo personal (?)) el mejor rock hecho en sudamerica. Solo que queda la impresión (aca viene la parte personal) de que el grupo podría haber logrado una obra de mayor importancia y calidad siguiendo por el estilo de Vengo del placard, en vez de haber privilegiado el rock mas directo.

Canciones de calidad hay varias, instrumentalmente hace rato que Mollo y Arnedo están en primer nivel, pero la inclusión de Ciavarella en batería le da mayor fuerza a esas composiciones. Lo que mayormente me falta es un flujo que haga meterse en el disco, que el álbum este por sobre las canciones, como fue lo último entregado en el 2002. Esto hace que Divididos siga manteniéndose en la cumbre del rock sudamericano, pero difícilmente viviendo un alza creativa como la vista en sus anteriores entregas. 

Deftones – Diamond Eyes
Quince años después de escuchar 7 words o más aun, un par después del accidente de Chi Cheng, cuesta procesar como deftones saca un disco como Diamond Eyes. Quince años han sido más que suficiente para que los californianos consoliden uno de los estilos más “propios” del rock actual, y en vez de desgastar esa fórmula, la hacen crecer tras cada disco; esto último es la principal fortaleza del álbum. Un flujo impecable (para mi, el mejor post around the fur), interpretaciones inspiradas y los ambientes clásicos de la banda acoplando hermosamente los riffs de Carpenter. De hecho, se pueden dar el lujo de reciclar el riff de RX Queen del clásico del 2000 y armar un tema que incluso suena mejorado (Prince).

Tal como Anathema, Deftones inyecta luminosidad a su obra, logrando armar un álbum que suena alegre, optimista, que habla mayormente de amor (de hecho se iba a llamar Eros). Este amor, dirigido hacia el compañero y hermano herido, hace que la banda suene verdadera, cercana y uno como seguidor siga teniendo fe en las emociones y obras que entregan, la eclesiástica forma de seguir a las bandas favoritas.

Broken social scene – Forgiveness rock record
Amigos míos, olvidemos por un momento el prejuicio sobre la música Pop. Como olvidar a la srta. Spears o el clásico “Tu y yo” de las majestuosas Supernova. Al final todo se basa en lo que se busca, o simplemente perseguir en vez del single millonario, una idea artística que pueda ser apreciada. Esto último es lo que apunta BSS, colectivo canadiense (de verdad colectivo, pasan como 10 giles en el disco incluida la más conocida Feist) que tras aparecer en el mapa con el cada día mas enviciante You forgot it people, han consolidado un puesto importante dentro de la música más independiente. La propuesta esta vez no dista mucho del disco del 2002: una mezcla infinita de estilos en torno a canciones que por sobre todo, atrapan fuerte.

Lo de la cantidad de estilos no es exageración. En Forgiveness no cuesta encontrar referencias al post rock, pop coral, rock folk alternativo, mezclas electrónicas, jazz o hasta bossanova. Toda esta mezcla suena propia e intima, pero también enorme y épica; lo que al final hace que el conjunto parezca un álbum de peso, histórico y sobretodo, disfrutable. Después de varias mochas internas, BSS pareciese estar poniéndose en buena para sobresalir algo más en la escena, aunque sea por un rato.


The National – High violet
Suena a clásico desde el inicio. High Violet debería ser la obra consagratoria para una de las más grandes bandas. Sin embargo, The National sigue con la idea del alumno que hace todas las tareas, tiene re buenas notas, pero pasa piolita; una idea que los mantiene sacando discos notables sin figurar entre las bandas mayormente reconocidas. El quinto disco de los gringos es un avance considerable respecto a Boxer (2008), pero no tanto en el estilo relajado de su rock y la melancolía que entrega la voz de Berninger, sino mas bien en la conformación del álbum.

La producción detallada en arreglos de cuerdas, teclados o percusiones extras (que sigue siendo el punto fuerte de la banda) ayuda a engrandecer y consolidar el sonido que a esta altura, ya parece sello personal. Los relatos enfocados en los problemas reales de la gente (Lavin dixit), hacen parecer al frontman un poco mas humano o cercano otros. Pero el gran merito de High Violet es que está perfectamente armado como álbum; cada uno de sus temas se conecta con el siguiente y como pocas veces, difícil es encontrar algún punto bajo. Suena a clásico y a momento de reconocimiento al mejor nuevo alumno al menos.

Spoon – Transference
Pese a lo poco conocidos que deberían ser en Chilito, Spoon en su séptimo disco parece como una banda madura, solida, dándose libertades dignas de bandas que no tienen mucho que demostrar. Y pese a que Transference no es un disco para empezar a conocer a la banda (recomiendo Ga ga ga ga ga (2007) para eso), si refleja lo que es el estilo de la banda: sin pretender crear nuevos estilos, los tejanos se las arreglan para hacer un rock propio, de buena factura, con arreglos que suenan mas orgánicos que fabricados y por sobretodo, favoreciendo la creación de notables melodías por sobre un sonido directo. Las influencias probablemente se remonten al rock de los 70, pero el sonido suena fresco, bien trabajado y solido. Como si fueran una banda consolidada.

Tame Impala – Innerspeaker
Este me tinca que tendrá buena aceptación. Disco debut donde no cuesta en demasía encontrar referencias: desde los clásicos Hendrix y The Beatles (Tomorrow never knows-like) hasta los más actuales Kula Shaker (atento DP) y The Verve. Esas referencias como pocas, definen rápidamente el sonido de los australianos que armaron un disco con la única meta de llegar a Woodstock (?). Pese a lo marcado de ello, Innerspeaker suena fresco y actual, juntando todas las referencias y dándole mayores dimensiones. Siempre esto último depende mayormente de la calidad técnica de los integrantes que en este caso, es destacable tanto instrumentalmente como a nivel de composición. En el rock psicodélico normalmente aparecen pasajes comunes o texturas repetidas, pero la forma en que los australianos armaron Innerspeaker hace olvidar cualquier crítica al respecto y por el contrario, en lo novedoso de la propuesta aparece su principal fortaleza.

Otros destacables del año

Interpol – Interpol: Otra vez más en la historia de la música aparece la maldición del cuarto disco. Por más novedoso o importante que sean las primeras producciones, es necesario mejorar el estilo o al menos experimentar un poco con la formula. Interpol entrega en su disco homónimo el mismo sonido que hace 8 años, sin mayores cambios, y a diferencia del 2002, ahora suena gastado, sin ideas y monótono. Pese a que hay buenos temas, estos no son suficientes. Al final es pura evolución: o mejoras y te adaptas o simplemente no trasciendes.

Gaslight Anthem – American slang: Otro buen disco punk-hardcore, pero un poco más directo y digerible que lo que comente de Titus Andronicus. Especial para amantes de rock rapidito con riffs entretenidos y con coros amables.

Circa Survive – Blue sky noise: Amiguis de Dredg pero cargados al lado Emo. Técnicamente re buenos, pero se hacen medios planos después de un rato. Eso solo si lograron tolerar al vocalista.

Sleight bells – Treat: Publico objetivo? Seguidores del sonido de MIA o de mezclas electrónicas hip-hop. Este disco está algo popular y me tenía metido a que sonaba, pero no me agarró mucho; posiblemente las cheerleaders cantando me superaron. Tan malo no es en verdad, hasta guitarras industriales aparecen por ahí, así que prefería nombrarlo por si acaso.

Far – At night we live: Far poh loco! Su disco previo fue el memorable Water & Solutions, lanzado el 98!! (es cierto que las reuniones deben estar dando harta plata). Algo les queda del hardcore medio emo, pero ahora suenan mucho mas a 30 secs to mars, mas pop y melódico. No sé, no me ha agarrado mucho aun. Escuchen el del 98 mejor.

LCD soundsystem – This is happening: Motivandose para salir a parrandear tipo 3am ? Este disco le auspiciara el ánimo. Electrónico en origen, pero en verdad mezcla entre postpunk y sonidos de atari, This is Happening es un disco bailable, agradable, entretenido. Utilizar solo en momentos adecuados eso si.

How to destroy Angels – Htda EP: Para los viudos de NIN. El nuevo proyecto de Trent Reznor con su esposa no dista mucho del sonido de la anterior banda, pero a primera pasada, que las voces estén a cargo de ella hacen parecer un sonido algo más liviano o menos oscuro. La mayor libertad de Reznor en la composición sin embargo no se transforma en un incremento creativo, dejando la idea de este EP como un simple proyecto de transición, que mucho más no tendría que trascender.

Stone Temple Pilots – Stone temple pilots: El que debería uno de los más esperados del año en verdad poco es lo que motiva al descubrir un sonido sin mayores pretensiones mas que las de jugar con la memoria colectiva de los sonidos noventeros. El disco no es malo (si te gusta el rock, claro) pero al menos a mí, no mucho me motiva al repetirse formulas y al conocer la turbia preparación del álbum que principalmente, buscaba aumentar las chequeras de los hermanos De Leo y de Weiland. Sonó muy picado?

Que pasa en Chile?
Varios discos han aparecido, resaltando para mi la edición de shows de Nano Stern (En mi casa) y Como asesinar a Felipes (Operación Oriente). En estudio, lo último de Manuel García es lo que más llama la atención, pero no me logró atrapar completamente. Me suena como una entrega forzada, de temas guardados como lados B, que hacen de alguna forma alargar la carrera solista de Garcia por sobre un nuevo trabajo de Mecánica Popular. Pese a ello, la calidad es suficiente para estar en lo más importante del país. Por supuesto, hay harto mas producido en el pais. Si quiere conocer mas del oscuro mundo del circuito musical nacional, lo invito a visitar el blog de Mofly, el guru de las tocatas. 


Si esta leyendo esto, lo felicito por la paciencia y fomento al ocio. Ojala alguno de estos discos hayan sido un aporte para su biblioteca musical. Como les mencionaba el anio pasado, se me hace imposible compartir los discos (me iria rapido a la carcel estando aca) pero les recomiendo pillarlos en Torrent (Pirate Bay) o Taringa. Estan todos por cierto.


Les dejo abierto los comentarios para que opinen sobre los que ya han escuchado, algun favorito o pelarme por hablar sin sentidos. Un abrazo para todos.