10/1/09

Cold + Taproot – Scout Bar, Houston (2009.09.28)


Contertulios, en este articulo dejaré caer el carnet y hablaremos un poco de historia jugosa musical. Si se siente partícipe de este viejazo, le invito a participar….por favor (para no estar solo en el viejazo, claro). Hace 12 años (ahora viene la reflexión….en verdad parece súper cercano, pero es harto rato…únase al viejazo nomas), la escena musical internacional se presentaba algo difusa tras la caída del dominio grunge-rock-alternativo. Ahí es donde surgió el nicho del mítico Aggro Metal, estilo que tuvo uno de los auges y caídas más llamativos, súbitos y prolíficos del último tiempo (algo así como el Axe (?)). El numero de bandas que aparecían con esta etiqueta era altísimo; era algo frecuente la aparición de un grupo nuevo que cumplía con las características del estilo, lo cual hacia que la búsqueda de nuevas bandas fuese entretenida (acá recibo ayuda de experiencias de vida o recuerdos varios, gracias).


En esa selección, siguen en actividad bandas de renombre tales como Deftones (aguante Chi-Cheng!), y Korn (con cerca de ½ integrante original). Otros que estuvieron levemente involucrados con esa movida, arrancaron a corrientes más masivas (Incubus, System of a down). Sin embargo la cantidad de otros grupos “amiguis” era altísima, y dentro de la enorme masa de grupos que sonaban iguales, aparecieron algunos otros que contaban con un elemento que los hacía “especiales” y lograban tener una respuesta más decente. Las maquinitas de Static X, el circo de Slipknot, Coal Chamber, Spineshank, Snot, Dope, Sevendust, Far, Deadlights (ese grupo sí que era X, pero su disco era re bueno)...varios más que escuchábamos en ese tiempo se me escapan por ahora. Había una vertiente del género que se basaba en ciertos parámetros: armonías menos metaleras, sonido más amigable y por sobre todo, les gustaba sufrir harto. No sé si esto parece terapia de grupo, pero al menos a mí me gustaba harto ese tipo de bandas (catalogadas a veces como Post grunge), entre las que resaltaban Staind, Taproot y Cold. Los primeros siguen activos, pero cayeron en el mal de sacar discos iguales así que no conozco mucho de su actualidad. Taproot, tras un debut místico, sacaron un disco con notables ventas y otro que no vendió mucho, así que como miembros del libre mercado musical, se quedaron sin apoyo. Cold por su parte, tuvo una historia similar, llegando a la separación unos años después.

Con ese contexto uds se imaginaran que fue re extraño ver un aviso de un show de Cold con Taproot. Ahí averigüé acerca de ambas bandas me di cuenta que seguían tocando constantemente. Cold se reunió a principios de este año y sacaran disco el próximo; taproot por su parte, lanzaron un disco independiente que no ha tenido mucho respaldo. Sin embargo, el puro hecho de estar enlazados con la el estilo que uno de algún forma siguió por un tiempo, fue suficiente para que este evento despertase al menos, un grado de curiosidad y nostalgia. Así que llegue nomas, un bar rockero a lo batuta, con guitarras en las paredes y harto humo. El público? De todo; desde harta gente que me imagino estaba igual que yo recordando viejos tiempos, harto lolito que daba sus primeros pasos en el rock, gente tata ya, de todo en verdad. Pese a que lo fuerte de la movida ya paso hace algún tiempo, aca todavía hay radios que todo el dia pasan las viejas glorias rockeras de la década pasada, y en general las bandas de este estilo siguen teniendo una buena respuesta.


Tras 2 teloneros que no alcance a escuchar, el turno de taproot para salir en escena fue recibido tibiamente por el publico (que iba a Cold derechamente). De apariencia me extrañaron harto en verdad. Vestidos como si fuesen The Killers o Interpol, parecían aun adolescentes los giles. El guitarrista, un análogo bastante parecido a Frodo, no podía tener más de 24 años (esperen…compuso un disco con 12 años??...debe ser la cara nomas), sin embargo tras el primer riff empezó a apoderarse del escenario y prender al público.

Si les hablo de nombres va a ser complicado (puede ser buena terapia que busquen su copia guardada del disco Gift y empiecen a escucharlo mientras leen…de verdad que era bueno), pero traten de recordar el primer track de su disco debut, Smile. Un temazo que no escuchaba hace años y que hizo pensar que la tocata iba a salvar la plata. La banda se movía con total confianza, Frodo haciendo riffs por todo el escenario y jugando con el público al mismo tiempo que Richards sacaba los gritos clásicos de la banda (recuerdo que se caracterizaba por los cambios de tonos o voces, incluso dentro de la misma frase…a veces en extremo) y seguía hablando como si les cantase a sus amigos. Buena banda parecía, incluso en los temas que no conocía (claro, escuche solo el primer disco). Sin embargo, con el paso de la tocata las canciones sonaban similares en ciertos aspectos, factor ligado al desconocimientos de las mismas, hacía que el grupo sonaba algo plano y justificando en parte porque estaban tocando en un bar chico y no en los estadios que toca Korn o Nickelback. La aparición de temas del primer disco claramente era lo fuerte del show y en verdad, uno prendía rápido. Buenas canciones que daban ganas de haberlas escuchado por harto más tiempo. El cierre con Poem, el último tema que les conocí, fue de perfecta forma para un show súper efectivo, que dejo al público mas prendido que como estaban, y que en cierta forma me devolvió algo de fe en esta banda que había dejado hace rato.

Cold era el grupo fuerte y al parecer alcanzaron más popularidad que Taproot. Con alineación casi original y con un grado de sobredosis evidente en el escenario, mostraron una puesta en escena harto más oscura y densa. Creo que el grado de conocimiento de la carrera de un artista influye claramente en el ánimo de uno como público. Por eso, los primeros temas del set de Cold sonaban conocidos y por lo mismo, potentes y súper bien armados en vivo. Objetivamente, su sonido podía ser incluso más monótono que el de Taproot, pero funcionaban bien si uno conocía de antemano estas canciones, basadas principalmente en 13 ways to bleed on stage, su álbum de mayor éxito. No sé si habrá problemas de sello, pero no tocaron nada de su debut, el notable Cold. Sin embargo, el setlist se fue armado con la idea de ir creciendo hasta llegar al final con 3 temas de 13 ways que fueron el punto alto de la noche. Sonaba como si uno estuviese esperando por años este sonido, y que la banda favorita estuviese lanzado tremendos himnos frente a uno. Pasa todo por el ánimo, como siempre, pero la vuelta al sonido agro fue de la mejor forma posible, o al menos mejor de lo que pensaba. Ambas bandas lanzaron clásicos que se involucran mucho mas con la historia musical de cada uno, más que en la escena artística escrita en los libros. La relación entre estos sonidos y los recuerdos o emociones ya vividos es suficiente para mantener un show de estas características y que para uno finalmente sea un evento destacable.

Setlist - Taproot

1. Smile

2. Myself

3. Basher

4. I Will Not Fall for You

5. Facepeeler

6. Wherever I Stand

7. Again & Again

8. I

9. Karmaway

10. Calling

11. Poem


Setlist - Cold

1. Anatomy of a Tidal Wave

2. Back Home

3. Confession

4. When Angels Fly Away

5. Feel It in Your Heart

6. Remedy

7. Happens All the Time

8. Another Pill

9. Outerspace

10. My Religion

11. Stupid Girl

12. Send in the Clowns

13. Just Got Wicked

14. Anti-Love Song





2 comments:

Rolo said...

puta, ahora si que te odio, que grupos mas notables, Myself de taproot es la raja, me gusto caleta ese disco junto con el debut, y Cold.. uff el 13 Ways y el Year of the Spider son imperdibles, me salva un poco la saña y el celo que no hayan tocado anti love song no ma
pasalo de lujo no ma, porque estos dinosaurios ni deben saber que existe Chile

C3 said...

puta mofly, lo siento pero cerraron con ese tema....buen show de los giles. Cuidese y le mando un abrazo