9/13/17

Los discos del 2017: La previa


Aro aro aro; ésto se nos escapa de las manos contertulios. En un evento con ribetes históricos, abrimos anticipadamente el repaso por los mejores discos del año. Puede deberse por la actual facilidad de escuchar nuevos lanzamientos, por la acumulación de artistas que hemos conocido a lo largo de los 9 años del blog (!), o simplemente la carta astral (?) del escenario musical del presente año. Lo que es un hecho es la inusitada cantidad de grandes discos que han salido este año, apoyado por la coordinación de muchos de nuestros artistas favoritos en competir por el codiciado trono el blog. 

No recuerdo un año con tantos discos para analizar: todos los ganadores anuales del blog en esta década (más varios que sacaron podio) están con nuevas producciones el 2017. Como previa al recuento de fin de año y con la idea de salir de este problema entre todos (?) agruparemos los nuevos discos de cabecera según como han impresionado y para que todos tengamos un ayuda-memoria a fin de año. Así que prepare su piscola; aquí vamos de nuevo.

La Previa, papah!

Este año el tópico central de carretes, comentarios y críticas ha sido el posicionamiento del pop a todo nivel. No esperamos descubrir la importancia del EDM o Luis Fonsi si no mas bien la adopción transversal en estilos y bandas de un enfoque mas directo y digerible de cada album o single. No creo que todo esto justifique por la fatua pelea pop vs rock, o que se justifiquen los reportajes acerca de la decadencia actual de las guitarras. Lo que si es recalcable es la coincidencia de que la gran mayoría de nuestros favoritos hayan apostado por arreglos agradables a la primera escucha, y una marcada tendencia a abandonar la estructura de album por centrarse en singles potentes, una pesadilla para nosotros. 

Probablemente el efecto comercial de la industria hoy, donde la búsqueda inmediata de nuevos sonidos abusando del random y playlists en Spotify o YouTube por ejemplo, llevan a que los artistas genuinamente se adapten a captar mas oyentes de esta atacando este escenario. Por ejemplo, algo pocas veces visto es el alto nivel de adelantos previos a los álbumes, donde llegamos a ver hasta la mitad del disco lanzado como singles antes del día del lanzamiento. Un modelo curioso y seguro impuesto desde la industria ante la preponderancia del hit rápido por sobre la apreciación del album; una pesadilla para nosotros ya que nos tendremos que re-bautizar como el Show de los Singles. Pero no todo está perdido; una vez calmadas las aguas de los frenéticos lanzamientos, quedan álbumes de gran factura que hacen entretenido el repaso anual.


Liguilla de promoción
Incluso filtrando por calidad minima, este año ya han desfilado mas de 40 discos por nuestras oficinas,  por lo que es esperable que algunos no hayan rendido y estén mas cerca del potrero musical. Casos como los de Incubus o Alt-J resaltan por lo flojo después de grandes momentos. Las expectativas para los californianos no eran las mejores, pero nos entregaron 8, un disco que cuesta volver a retomar. Lo de Alt-J confirma la poca movilidad de la banda y nos deja a An awesome wave como un lindo y valioso one hit wonder. Otros equipos que están algo mejor en la zona de potreros son Gorillaz con Humanz, Gone is gone (Echolastion), Blackfield (V) y Ride (Whether diaries). Ánimo muchachos en la lucha por los últimos puntos (?)



El Catenaccio
Pese a un año con varias vueltas de chaqueta, hay un grupo de discos que defienden con todo el rock de vieja escuela. Royal blood es quizás la principal carta para seguir con el estandarte del rock directo. Sin pretender innovar, despacharon How did we get so dark, un disco impecable que funcionaria en cualquier carrete rockero tipo Batuta. Por otra parte, Anathema hace un rato encontró un nicho que perfecciono este año con The optimist, un disco que a diferencia de sus ultimas entregas tiene mayor fluidez, flexibilidad, y crece con el tiempo. 

At the drive in se paró al frente de todos y mandó lejos la generalizada falta de expectativas para entregar in.ter.a.lia , un disco potente y entretenido que quizás peca al recordar en exceso a la montaña Relationship of command; por lo que lo exitoso de su vuelta depende de lo que esto le moleste al lector. A Trent Reznor como siempre, le dio lo mismo la industria y en vez de un disco, sacará 3 EP (van 2) con temas que lo mantienen vigente pero que cuesta poner en la balanza junto a sus LPs clásicos, pese a que temazos como Less than recuerdan el metal cantable circa With teeth. Ojo también con Mastodon, otro equipo defendiendo el Rock duro este año y harto menos blandos que en su entrega anterior.



El jogo bonito
Varios equipos vienen haciendo las cosas bien y este año impresionan con discos perfectamente técnicos o con buena llegada a la galería. Spoon, banda tejana regalona del blog (segundos el 2014) nos entrega Hot thoughts, un disco donde los arreglos suenan tan a punto como siempre, aunque esta vez cargandose con mayor entusiasmo a bases sintetizadas maquillando el rock indie por definición. Phoenix sigue esta misma lógica, aunque mucho mas cargados al pop influenciados tras carretear con Ricardo Cocciante (?). Disco playero por definición que nos pilló mal parados en el hemisferio opuesto. War on Drugs sacaron Lost in the dream, discazo ganador del 2015, y el pánico los llevo a salir con la misma táctica a la cancha este año con A deeper understanding. Buen disco aunque mas estático y temeroso. 

The shins (Heatworms), Grizzle bear (Painted ruins) y Broken Social Scene (Hug of thunder, ojo con este) mantienen a flote el indie a más de una década del peak de todos ellos, logrando pararse de buena forma con notables discos hechos para mantenerse en primera sin sobresaltos. Si siguen motivados en este parrafos, pueden encontrar tambien a Grandaddy (Last place), Father John Misty (Pure comedy), Future Islands (The far field) y sobre todo King Gizzard & Lizzard Wizard, los canteranos australianos que están estando editando discos cada 10 minutos.



Viejas Glorias
No todas son promesas, los viejos cracks también querían jugar este año y sacaron a relucir la clase. Lo de Roger Waters es bien épico, con un aire a todo Pink Floyd en una sola placa con la magia de Nigel Godrich en las perillas, casi un sueño para la fanaticada del blog. Obligación repasarlo. Slowdive, leyendas del shoegaze editaron una placa homónima que salió de la nada, discazo. Depeche mode (Spirit) y Afghan wings (In spades) tampoco defraudan con discos sólidos en sus estilos. Para que todo en el año parezca mas bizarro aún, a Radiohead se le ocurrió re-editar el mejor disco de la historia, pero agregando 3 temones que estaban perdidos y que acompañando al EP Airbag, hacen de esta edición la definitiva para regalar a los bisnietos. 



Entretiempo
Analizando música mas ambiental y tranquila, varios discos se meten en la pelea manteniendo la pelota en campo propio. Sufjan Stevens con la complicidad de Bryce Dessner de The National sacaron Planetarium, un disco en honor al sistema solar (!) que tiene varios momentos interesantes e innovadores. Lo de Mogwai es otro ejemplo del tópico del año, entregándonos Party in the dark, la canción mas pop en la historia del grupo. Todo un éxito por cierto, tal como el resto de Every country’s sun, de lo mejor que han hecho en un buen rato. La banda sonora de Dunkirk por Hans Zimmer también es digna de repasar, sobretodo para los fanáticos de Lateralus cuando lean de los algoritmos usados para mantener una tensión constante en las composiciones. Flaming lips, en la suya, hizo Oczy Mlody, un disco menos digerible y lineal de lo habitual (si eso es posible!) así que harta suerte si van a procesarlo.



El elefante en el estadio
Como discutimos en la previa, la presencia del pop este año ha sido transversal por lo que dentro del caos, resaltan discos de artistas pop que estaban arriba del bus hace rato y hoy se lucen dandole la bienvenida al resto. I see you de The XX está impecablemente bien logrado, tomando el ambiente del ya clásico homónimo y dandole más luz y espacio al sondo actual, siguiendo la linea de Jamie xx como solista. LCD Soundsystem vuelve con todo, armando American dream, el cual logra responder a las expectativas y mantener el status de headliners bailables de primer nivel. 

Otro ícono del caos actual es Kendrick Lamar, que tras entregar To Pimp a butterfly, se despacha el colosal Damn., disco que inaugura el rap en el blog con una carga social a la primera escucha, pero donde mayormente resalta la composición y arreglos armados por Lamar y Amiguis; algo que cualquier banda regalona del blog se la querría . Dentro del pop duro (ya que estamos fuera del closet musical), Something to tell you de Haim las confirma como banda festivalera por excelencia, con una propuesta fresca y entretenida, que recuerda a Gloria Estefan como decía un amigo. La rama femenina del campeonato se potencia con notables entregas de Aimee Mann (Mental Illness), Feist (Pleasure) y Tori Amos (Native invader).
La micro se llena, todos a bordo (?)



Zona de Libertadores
Acá el campeonato se prende bastante, con muchos discos de primer nivel que están peleando el titulo, sin que ninguno se haya escapado de sus rivales. En distinta medida,  todos ellos buscan subirse al bus Pop, pero el resultado final de esto sigue cambiando tras cada escucha. Tres grandes que adoptaron el pop a su propuesta fueron Steven Wilson, Arcade Fire y Qotsa. El primero constituye el mas drástico cambio pese a que con antelación sabíamos del cambio táctico. Por primera vez desde tiempos del Stupid dream, Wilson se enfoca mas en la estructura de cada tema por sobre el flujo del disco. Permanating puede ser la portada del resumen del año, una canción perfectamente armada desde la perspectiva pop, y que crece con el tiempo para llegar a ser la canción del verano. 

Josh Homme está con la misma idea, tanto que se junto con Mark Ronson, genio musical y amigo de Kevin Parker y Erick Contreras. Con un nuevo engranaje bailable en la maquina de Qotsa, Villians es un disco entretenido que entra rápido pero que entrega nuevos tintes detras de lo directo del combo rítmico. Lo de Arcade Fire es más complejo, con distintas reacciones según el oyente frente a Everything now, pero que pese a contener nuevos himnos, los deja con alta presión para el siguiente campeonato. 

Otros 2 favoritos de la casa también despacharon discazos: Fleet Foxes publicaron cuando menos se esperaba un manifiesto de su propuesta y la importancia de Robin Pecknold en la escena actual. Crack up es un disco denso y poco amigable, pero una vez en confianza entrega emociones al por mayor. Lo mismo con The national, que sin alejarse de su marca registrada, este año abrazaron nuevos elementos como bases electrónicas y guitarras disonantes, para hacer de Sleep well beast un album tremendamente solido y con aires a clásico por todos lados.



Como esto aun no termina, se vienen para las siguientes semanas los discos de Foo fighters y Prophets of rage (15/09), Beck (13/10), St Vincent (13/10) GY!BE y Björk. Bueno, Tool algún día tiene que sacar disco también, si no es este año, no será nunca. 

Locura todo en verdad, pero tal como siempre pregonamos, preferimos estos problemas y tener la opción de seguir conociendo musical nueva cada año. El paso del tiempo será importante para todos estos discos; quizás en 5 años ni nos acordemos de discos que suenan inmensos hoy y estemos aplaudiendo el incomprendido de Alt-J (?). Pero como acordamos en un inicio, hay que salir entre todos de este cacho así que dejaré una encuesta para que voten por los discos que les han gustado hasta ahora, y los comentarios abiertos para seguir la chachara. Al lado derecho quedó el playlist de Spotify con los singles (casi 50!), y como debe ser en honor al elefante del año; tienen que escucharla en modalidad Random. Suerte con la tarea contertulios.

11/22/16

Los Discos del 2016

Es la hora, es la hora del ayuda memoria clásico en el ex-blog regalón. Con el auspicio de Espotifai, les dejo a continuación los 20 discos favoritos del comité editorial de El show de los Discos. La función permanente de presentar figuras nuevas queda cada vez más relegada a solo un recordatorio de las nuevas entregas de nuestros grupos favoritos. La gran mayoría cumplió así que hay una selección de primer nivel que entregaremos ahora ya, incluso antes de la avalancha de rankings de fin de año. Entonces...

   20º Richard Ashcroft - These People
   19º Warpaint - Heads up
   18º Pixies - Head Carrier
   17º Dinosaur Jr. - Give a glimpse
   16º Mogwai - Atomic
   15º LSP - Everything you've come
   14º Explosions in the sky - Wilderness
   13º Frightened rabbits - Painting
   12º Mono - Requiem for hell
   11º Angel Olsen - My woman
   10º Wilco - Schmilco
   9º James Blake - The colour in anything
   8º Opeth - Sorceress
   7º Bon Iver - 22, a million
   6º Deftones - Gore


    5º PJ Harvey - The hope six demolition project

    4º Nick Cave - Skeleton Key

    3º Savages - Adore Life

    2º David Bowie - Blackstar



1º Radiohead - A moon shaped pool

La carga emotiva de los primeros lugares fue colosal este año. La re-aparición de Radiohead con un disco impecable a la altura de la época OkC/KidA, y la belleza de lo de Bowie, resaltado tras el triste mensaje develado un par de días post lanzamiento, convierten a las 2 mejores piezas del 2016 en clásicos instantáneos. Sin embargo los discos de Nick Cave, Bon Iver o Mono siguen la misma linea emotiva de primer nivel. Savages reafirma el tremendo debut con Adore life, su segundo LP que las mantiene como nuevas protagonistas del post-punk. Deftones no defrauda con un discazo que incluso lleva solo guitarrero de la mano de Cantrell. Harto para elegir como siempre, así que aparte de los discos acá en la pagina, les dejo un playlist con una selección de los mismos para que revisen como estuvo el año. Nos vemos el próximo año con lo nuevo de Tool (?)

12/3/15

Los discos del 2015

En el clásico intento de reflotar nuestro recuento anual, El show de los discos presenta los discos que resaltaron en la escena musical en los últimos 12 meses. Como ha sido tradición, se viene una ensalada de estilos y giros estilísticos bruscos, representados por vueltas de clásicos, increíbles sorpresas y nuevas consagraciones. Para todos los gustos entonces el conteo regresivo que empieza, sin mas ni mas, ahora sha:
 
20º David Gilmour - Rattle that lock
19º Muse - Drones 18º Matorral - Gabriel 17º Django django - Born under saturn 16º Foals - What went down 15º My morning jacket - The waterfall 14º Sufjan Stevens - Carrie and Lowell 13º The dead weather - Dodge and burn 12º Wolf Alice - My love is cool 11º Belle & Sebastian - Girls in Peacetime 10º Alabama shakes - Sound and color 9º Bjork - Vulnicura 8º Father John Misty - I love u Honeybear 7º Faith no more - Sol invictus 6º Wilco - Star Wars

                                    5º Tame impala - Currents
                                   4º Blur - The magic whip
                                   3º Deafheaven - New Bermuda
                                      2º Sleater-Kinney - No cities to love

1º Steven Wilson - Hand.Cannot.Erase 

Tan épica es la última entrega del lider de Porcupine tree que vale la pena que lo consigan en la mejor calidad posible, ya que los giles de espotifai no tienen el streaming. Regalón de la casa, Wilson arma constantemente trabajos solidos, pero a mi juicio este año se disparó, rescatando lo mejor de su reperorio técnico que evocan mas a los tiempos de In absentia/Deadwing que a los ultimos trabajos. De hecho creo que es lo mejor que ha hecho desde ese tiempo.

Ojo también con otros buenos discos. Lo de Sleater-Kinney (amiguis de PJ y referencia absoluta del rock moderno) fue un regreso increible. Rock de primera factura que las coloca en la cumbre nuevamente. Deafheaven fue otra confirmacion de las nuevas estrellas del metal mas "sensible", bien post rock, algo que siempre es preferido por aca. Solidos regresos apuntaron Blur, FNM y Bjork, aunque les faltó para igualar sus clasicos; y grandes discos tambien son los de Tame Impala, Alabama shakes y Foals, aunque queda la impresion que ellos tenían en bandeja la consagracion absoluta y no alcanzaron a llegar a tal sitial (quizas lo mas exitoso fue lo de Tame Impala, con un vuelco sonico importante).

Mensaje clásico, hay de todo en esta lista asi que traten nuevos nombres y seguro algo los mantedrá emocionados por nuevas jornadas, esa es la idea de la lista. Hasta el proximo año entonces, disfruten con la nueva musica.

7/22/15

Los discos del 2014

Mas vale tarde que nunca, dijo PPR. Desde el baúl de los recuerdos y como ayuda memoria para el futuro (?), les dejo la lista de mis favoritos del año pasado.

  20º Anathema - Distant Satellites

  19º Mastodon - Once more round the sun

  18º Interpol - El Pintor

  17º Manuel Garcia - Retrato iluminado

  16º Beck - Morning phase

  15º Tune yards - Nikki nack

  14º Thom Yorke - Tomorrow's boxes

  13º Alt-J - This is yours

  12º Elbow - The take off and landing

  11º Jack White - Lazaretto

  10º TVOTR - Seeds

  9º Opeth - Pale comunion

  8º Royal blood - Royal blood

  7º Sharon van etten - Are we there

  6º Warpaint - Warpaint



5º The Twilight sad - Nobody wants to be here










4º Damon Albarn - Everyday robots









3º St Vincent - St Vincent










2º Spoon - They want my soul









1º The War on Drugs - Lost in the dream






12/4/13

Los discos del 2013

En el evento menos tradicional de fin de año, les presento los que a mi juicio, fueron los discos mas destacados del 2013. El presente fue un año particularmente fructífero, sobretodo comparado con los anteriores, por lo que quizas ésto funcionara como ayuda-memoria en los próximos años. Regresos inesperados (BowieMBV), debuts relevantes (SavagesHaim) y confirmaciones para algunos grupos (bueno, casi para todo el resto). Ordenados en el ya polémico e insensato ranking del blog, ésta también es la oportunidad para que se entretengan y encuentren música nueva, ya que hay de todo y en exceso.
25º Flaming Lips - The terror
24º Atoms for peace - Amok
23º Primal scream - More light
22º Palms - Palms
21º Vampire weekend - Modern vampires of the city
20º Volcano Choir - Repave

19º Leo Quinteros - Antártica
18º James Blake - Overblown
17º Nine Inch Nails - Hesitation marks
16º Pearl Jam - Lightning bolt
15º Sigur Ros - Kveikur
14º Haim - Days are gone

13º Nick Cave & the Bad Seeds - Push the sky away 
12º My bloody valentine - mbv
11º Phoenix - Bankrupt!
10º Foals - Holy Fire
9º Matorral - Remoto Control
8º David Bowie - The Next Day
7º The National - Trouble will find me
6º Arcade Fire - Reflektor
5º Frightened Rabbit - Pedestrian Verse
4º Arctic Monkeys - AM


3º Savages - Silence Yourself

2º Steven Wilson - The Raven that refused to sing


1º Queens of the Stone Age - ...Like Clockwork

Variada la selección, pero en todos ellos aparece por momentos lo mejor que se ha escuchado en el ultimo tiempo. Algunos tienen singles increíbles, pero los mejores del año mantienen el nivel y el flujo a lo largo de todo el album, algo que siempre se aprecia en la eterna pelea album vs single.

Otros destacados del año fueron los lanzamientos de Blackfield, Alice in Chains, Palma Violets, Bosnian Rainbows, Biffy Clyro y Depeche mode. Cuando vuelva el ocio, el tiempo y la chachara, tratare de comentar en detalle algunos de mis favoritos, pero por mientras les recomiendo repasar a los grupos que no han escuchado, a los primeros lugares o retomar alguno que se les haya pasado por encima. Dejare los singles en la barrita Grooveshark que aparece acá al lado ->  y estaré disponible en los comentarios si desean pelar, discutir o recomendar. Saludos y suerte a todos!